Podemos ha reclamado por «dignidad» la dimisión de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. | Youtube: Europa Press

2

Podemos ha reclamado por «dignidad» la dimisión de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ante la «tropelía» y «vergüenza» que supuso retirar el escaño al exdiputado Alberto Rodríguez.

También ha desgranado que respeta la decisión que ha adoptado de no presentar una querella de prevaricación por presunta prevaricación contra la presidenta de la Cámara Baja, por lo que ya no cabe esta acción jurídica al recaer la legitimidad para presentarla a Rodríguez.

Así lo han trasladado en rueda de prensa los coportavoces estatales de la formación, Isa Serra y Pablo Fernández, para cargar contra Batet al «colaborar» en los planes del presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, en esta «aberración» jurídica, contra el criterio de la Mesa del Congreso y los letrados de la cámara.

Serra ha ahondado en que la retirada del escaño al ya exdiputado es un «ataque a la democracia», no solo contra Rodríguez y Podemos, y al poder «legislativo, la voluntad popular y la democracia».

En este sentido, la dirigente de la formación morada ha ahondado en que la sentencia del Supremo contra Rodríguez es «injusta», con «todas las pruebas en contra» y sustentada en «acusaciones falsas».