En España el 40 % de la población considera que se tratan al mismo nivel en los sistemas sanitarios.

1

Mente sana cuerpo sano. Coincidiendo este domingo, 10 de octubre, con el Día Mundial de la Salud Mental, los expertos recuerdan que una buena salud mental es igual de importante que la física, y no hay que descuidarla.

En España el 78 % de las personas consideran que ambas tienen la misma importancia, según el World Mental Health 2021 de Ipsos. A nivel europeo, Hungría lidera la clasificación con un 90 %, seguido por Alemania (84 %), Bélgica (83 %), Italia (81 %), Países Bajos (81 %), Polonia (81 %) y Reino Unido (79 %).

Cuando se les pregunta con cuánta frecuencia piensan es su bienestar físico y mental la foto cambia bastante, 28 de los 30 países analizados declaran pensar más sobre su bienestar físico que sobre el mental. Un 68 % de media global afirma que piensa a menudo en su salud física frente a un 53 % que dice hacerlo respecto a su salud mental. En España la tendencia es muy similar a la global, 69 % versus 51 %, posicionándose así entre los tres países europeos que más piensan en su bienestar mental, solo por detrás de Reino Unido (54 %) y Polonia (52 %) y al mismo nivel que países como Hungría, Italia y Bélgica.

Por sexo, se observa como las mujeres (58 %) piensan más sobre su bienestar mental que los hombres (48 %); y por franja de edad, los menores de 35 años piensan más (61 %) que las generaciones de mayor edad, especialmente en comparación con los mayores de 50 años (42 %)

A pesar del acuerdo generalizado de que la salud mental y la física tienen la misma importancia, parte de la población detecta que los sistemas sanitarios de su país no las tratan por igual, sólo un 35 % piensa que ambos ámbitos están en igualdad de condiciones, un 42 % afirma que se le da más importancia a la salud física y sólo un 9% piensa que se le da más relevancia a la mental. Esta tendencia es común en la mayoría de los países analizados, en Europa está más marcada en países como Reino Unido donde 6 de cada 10 personas piensan que su sistema sanitario prioriza la salud física, seguido de Suecia (54%) y Países Bajos (52%).

Por su parte, España se encuentra dividido, un 40 % de la ciudadanía piensa que tanto los problemas físicos como los mentales reciben una atención médica equitativa; y otro 40 % cree que los problemas físicos reciben mejores cuidados. Se sitúa, así, como el segundo país europeo que más opina que a ambas se le da el mismo peso, sólo por detrás de Italia (43 %), y repite puesto mostrando el segundo mayor porcentaje (12 %) de población que declara que se tratan mejor las enfermedades psíquicas, solamente superado por Suiza (13 %).