1

El material magmático de la erupción volcánica de Cumbre Vieja, en La Palma, que ha caído en el mar ha formado inicialmente una especie de pirámide de más de 50 metros de altura, según informaba a primera hora de este miércoles el Instituto Español de Oceanografía, que está tomando forma de un delta y va ganando terreno al mar.

En sus redes sociales, el IEO, cuyo buque Ramón Margalef se encuentra en la zona, indica que está observando el avance de las lavas hasta el pie del acantilado costero que proceden de la colada sur del volcán de La Palma.

Añade que está generando un «impresionante depósito» de más de 50 metros de altura.
Según ha manifestado el oceanógrafo Eugenio Fraile a la Televisión Canaria, se ha formado una pirámide perfecta dorada rodeada de nubes blancas que contienen gases pero que se diluyen rápidamente.

El grupo de geociencias marinas del Instituto Español de Oceanografía, que está siguiendo en directo el avance de las lavas. Las autoridades recomiendan permanecer al menos a 3,5 kilómetros de la zona y advierten que se forman nubes blancas de vapor de agua pero también gases nocivos para la salud.

La caída de la lava del nuevo volcán de La Palma al mar afectará al principio de forma negativa a la flora y fauna marina, pero a la larga su impacto será enriquecedor, y los gases que se emiten al contacto con el agua del mar no son un peligro, ha dicho este miércoles a Efe el vulcanólogo del CSIC Joan Martí.

También se introducen elementos químicos que no están en equilibro en el sistema, por lo que el impacto inmediato será negativo, pero, a la larga, el ecosistema se reproducirá y enriquecerá mucho más de lo que era, ha señalado Joan Martí.

Por eso, las consecuencias a medio y largo plazo serán positivas, como lo han sido en El Hierro, ha añadido. En cuanto al delta que la lava está formando en la costa de Tazacorte, Joan Martí ha comentado que la isla crecerá «un poquito», pero no se hará una nueva isla.
En cuanto a los gases que se desprenden al entrar en contacto la lava y el agua del mar el director del grupo Geociencias de Barcelona ha manifestado que básicamente es vapor de agua y algunos gases que se forman por reacción.

Pero sus cantidades son pequeñas y se dispersarán de forma «muy rápida», por lo que la afección de esos gases será «muy local» y no habrá problemas si se siguen las recomendaciones de las autoridades, ha agregado Joan Martí.