Alemania y Reino Unido pondrán terceras dosis a partir de septiembre. | YARA NARDI

5

Israel se convirtió el pasado viernes en el primer país en empezar a inocular una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a los mayores de 60 años. Tan solo unos días más tarde, Alemania, Francia y Reino Unido se han sumado a esta decisión y seguirán su misma estrategia ante el avance de la variante delta.

Alemania, previsiblemente en septiembre, el turno para la tercera dosis o de refresco a los grupos más vulnerables, por acuerdo entre el Gobierno federal y los poderes regionales. Todavía no han detallado por que grupos se empezará esta tercera dosis.

Por su parte, en Reino Unido la nueva campaña de vacunación comenzará en torno al 6 de septiembre, según ha adelantado The Telegraph. Desde el Ejecutivo británico prevén completar esta fase a principios de diciembre, antes de las celebraciones de Navidades. Los grupos a los que está destinado el tercer pinchazo serán los mayores de 50 años, personas inmunodeprimidas, personal sanitario y sociosanitario de hospitales y residencias. Recibirán la vacuna de Pfizer-BioNTech independientemente de si la anterior fue de otra farmacéutica.

La Alta Autoridad Sanitaria (HAS) francesa no considera que sea necesario por ahora suministrar una tercera dosis de vacuna al conjunto de la población «por falta de datos disponibles» pero sí han aconsejado hacerlo a los grupos vulnerables a partir de septiembre.

En España, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha afirmó el pasado viernes que «todo apunta» a que será necesario administrar una tercera dosis de la vacuna del coronavirus a la población ante la aparición de nuevas variantes que puedan reducir la protección que las existentes ofrecen. Por momento, todavía no hay una decisión en firme y lo están estudiando las autoridades sanitarias.

Por su parte, la OMS evita recomendar ya una tercera dosis porque antes, insisten, hay que garantizar que todo el mundo tiene acceso a la vacuna, porque solo así frenará la pandemia.