Los ciudadanos mayores de 66 años son más reacios a la nueva norma.

19

Los resultados del sondeo de DYM para Ultima Hora muestran que muchos de los encuestados no respaldan la recién aprobada ley trans que contempla la autodeterminación de género. Sin embargo, la diferencia que existe con las personas que la apoyan es muy ajustada. La normativa que finalmente vio la luz el pasado 29 de junio, la misma semana que se celebró el Orgullo, generó un duro pulso entre los socios del Gobierno de coalición que se vio reflejado entre los votantes de diferentes formaciones políticas.

Casi un 88 % de los españoles afines a Vox rechazan que cualquier persona pueda cambiar de sexo con una declaración ante el registro civil sin que exista la necesidad de un informe médico psicológico a partir de los 16 años. Una postura muy diferente a la que tienen los votantes de Unidas Podemos, que la apoyan con un 66 %.

El 46 % de los encuestados del PP y el 47 % de Ciudadanos están en contra de que los menores de entre 14 a 16 años puedan iniciar su proceso de transición con el consentimiento de los padres, mientras que casi el 49 %    del PSOE se muestran a favor.

Autorización judicial

Un poco más de la mitad, casi el 57 %, de los votantes de los partidos políticos de la izquierda creen que el cambio de sexo debe ser legal entre los niños de 12 a 14 años mediante una autorización judicial. De los encuestados que se consideran de centro solo respaldan esta decisión el 25 % y de la derecha el 13 %.

Por edades, los ciudadanos mayores de 66 años que participaron en este sondeo son más reacios a las nuevas medidas de la ley trans, la mayoría de ellos hombres.

No obstante, las personas de entre 18 y 36 años valoran positivamente la normativa que la ministra de Igualdad, Irene Montero, anunció como una de sus medidas estrella y que ha conseguido que durante esta legislatura salga adelante.