Gráfica de la estimación de voto en julio. | Redacción Local

47

Los resultados del barómetro de julio de DYM para Ultima Hora muestran el continuo desgaste del PSOE a pesar de los recientes cambios de ministros que ha hecho el Gobierno en las últimas semanas. Además, el bloque de los principales partidos de oposición sigue al alza. Este ascenso lograría que PP y Vox tuvieran la mayoría absoluta si este mes de julio se convocaran elecciones generales.

El PSOE pierde 1,8 % respecto a la medición del pasado mes de junio. Esto es debido tanto a la caída en la fidelidad de voto, que ha pasado del 72 % al 66 %    como en la valoración de Pedro Sánchez, que baja del 3,5 a los 3,2 puntos y es el segundo con peor nota al superar a Pablo Casado que se queda con 3,3 puntos.

El PSOE, por lo tanto, se queda con el 24 % de los votos y el PP se mantiene en la primera posición en estimación de voto, con el 28 %. Es destacable también el poder de la tercera fuerza política. Vox incrementa sus apoyos mes a mes, con un 0,7 % más que en el barómetro de junio y se queda con el 16,7 %. Sin embargo, su líder Santiago Abascal es el peor valorado, con 2,6 puntos, aunque es el que mejor resultado obtiene entre sus votantes, con 7,7 puntos.

Ciudadanos sigue con una posición débil, con el 4 % en estimación de voto, aunque presenta una ligera recuperación al ganar este mes un 0,5 % más. Mientras tanto, Unidas Podemos recoge una pequeña parte de la pérdida de votos del PSOE y tendría el 10,5 % de los votos.   

Gobernanza

Según el barómetro, PP y Vox sumarían fuerzas y obtendrían la mayoría absoluta en el Congreso. En el peor de los escenarios, PP ganaría 121 escaños y Vox 54, por lo que se quedarían a un solo escaño de formar gobierno. En cambio, en la horquilla más alta de escaños, la formación de Pablo Casado tendría 125 y la de Santiago Abascal 58. Ambos partidos alcanzarían 183 escaños y superarían los 176 necesarios para gobernar.

En cuanto a la valoración del Gobierno de coalición, los encuestados tienen una opinión pesimista. Cerca del 60 % de españoles opinan que tanto PSOE como Podemos hacen una mala gestión, mientran que casi el 40 % opina lo contrario. Respecto a si el nuevo Gobierno será mejor o peor, el 15,9 % de españoles indica que estos cambios será positivo para España, en cambio el 28,3 % considera que no.

Y es que las renovaciones en el Gobierno no han tenido un impacto significativo para los encuestados. El 73,7 % considera que el rumbo de políticas que desarrollará el Gobierno en los próximos años va a ser el mismo, frente a un 17,8 % que cree que sí.

En cuanto a la situación sanitaria derivada de la COVID-19, la población demanda implantar medidas más duras para atajar la explosión de contagios. La restricción más apoyada es la limitación de reuniones sociales o evento masivos (88,9 %). Las limitaciones hacia el ocio nocturno (78,2 %) y el uso obligatorio de mascarillas en exteriores (72,2 %) también son muy valoradas. En cambio, los nuevos toques de queda a nivel autónomico tienen una respuesta menor (68,2 %) y es la medida que menos apoyo recibe.

El empeoramiento de la pandemia en verano se achaca en mayor medida a los jóvenes, según los encuestados. Casi el 90 % cree que la actitud irresponsable    de la población más joven ha pasado factura.

El 78,1 % cree que la relajación generalizada de las preocupaciones por parte de la población en general ha sido en parte la culpable de los malos datos epidemiológicos. Además, el 66,2 % opina que el levantamiento precipitado de las medidas por parte del Gobierno no ha sido lo más adecuado.