Estudiantes, que se encontraban en cuarentena por el macrobrote de covid-19, aguardan a las puertas del hotel Bellver de Palma con su equipaje listo para dirigirse al puerto y al aeropuerto de la capital balear para abandonar la isla, algunos de ellos rumbo a Valencia. | ATIENZA

3

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha exigido al Gobierno de España «una revisión» de las actuales leyes de salud pública para evitar situaciones como la de los jóvenes en Baleares y ha lamentado que «al no haber una base jurídica», el juez puede «determinar algo que va en contra de los criterios y protocolos» de salud pública.

Así lo ha indicado Aguirre en su ponencia 'Nuevos retos de Salud Pública', que ha pronunciado este jueves en el marco del coloquio Executive Forum España.
En este sentido, ha asegurado que «esa disparidad de criterio» se debe a que «no hay una base legislativa clara», algo que lleva reclamando «desde antes de que decayera el estado de alarma, pero no se hizo».

Además, ha remarcado que, en Andalucía, cuando un municipio presenta una incidencia acumulada de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes si se solicita el aislamiento perimetral al Tribunal de Justicia Oriental «no lo admiten», mientras que en el Occidental sí. «Con el mismo escrito y todo igual», ha precisado.

«Hay provincias en las que puedo actuar y otras en las que no» porque el juez competente rechaza la petición, ha detallado Aguirre, que ha considerado que esa «disparidad de criterio» ocurre porque «no hay una base legal clara».

El consejero de Salud se ha mostrado preocupado por el volumen de movilidad de los jóvenes, que provoca una incidencia acumulada alta aunque, según ha precisado, «no lleva aparejada ingresos y aumento de la presión en las UCI». «Antes subía la incidencia acumulada y subían los ingresos, ahora sube la incidencia y bajan los hospitalizados, pero aún sigue habiendo presión asistencial y muertes», ha lamentado.

Por ello, ha abogado por «transmitir» a los jóvenes y a sus padres que «hay que ser muy prudentes que las medidas higiénico sanitarias, hay que mantenerlas». «Entiendo que quieran viajes, pero no podemos relajarnos», ha enfatizado.

En este sentido, Aguirre ha considerado que los mensajes de quitar la mascarilla en exteriores «no son positivos» porque «disminuyen la percepción de riesgo que provoca relajación en el hábito y hace que aumenten las posibilidades de contagio».