Con el nuevo sistema de tarificación por tramos horarios, el recibo del usuario medio tendría una subida interanual de 27,53 euros y se situaría en 88,11 euros (impuestos incluidos). | Pexels

5

La factura de la luz del mes de junio será la segunda más cara de la historia con una media de 88,11 euros tras incrementarse en casi 28 euros por la subida de un 74 % del precio del kilovatio hora y por el nuevo sistema de tarificación eléctrica, según la asociación de consumidores Facua.

Según el análisis de esta organización de la evolución de la tarifa semirregulada (PVPC), si se extrapolan a un mes completo los precios aplicados del 1 al 15 de junio, ya con el nuevo sistema de tarificación por tramos horarios, el recibo del usuario medio tendría una subida interanual de 27,53 euros y se situaría en 88,11 euros (impuestos incluidos).

Sería la segunda factura más cara de toda la historia, solo por detrás de los 88,66 euros del primer trimestre de 2012, según Facua.

El incremento de estos quince días representa para el usuario medio un 45,4 % más con respecto a junio de 2020, cuando el recibo mensual se situó en 60,58 euros. La factura del usuario medio del pasado mayo fue de 82,13 euros.

El usuario medio utilizado por Facua tiene una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo de 366 kWh mensuales y en los tres tramos horarios del nuevo sistema de facturación ha tomado como referencia el actual perfil de usuario medio sin discriminación horaria publicado por la CNMC, que consume el 45 % de la electricidad en el horario valle, el 29 % en el horario punta y el 26 % en el horario llano.

Facua ha reclamado al Gobierno «soluciones ante los brutales incrementos tarifarios que continúan aplicando las eléctricas y un cambio en el nuevo sistema de facturación por tramos horarios en vigor desde el 1 de junio, que representa por sí solo un incremento en el precio de la energía consumida para un altísimo porcentaje de consumidores y perjudica especialmente a las economías más desfavorecidas».