Un grupo de motoristas en la Serra de Tramuntana. | Efe

1

La Dirección General de Tráfico (DGT) podría aplazar la obligatoriedad del airbag en motos si las asociaciones de usuarios consideran que no reduce la siniestralidad, aunque sigue manteniendo que es una medida beneficiosa.

Así lo han confirmado fuentes de la DGT después de que la Plataforma Motera para la Seguridad Vial y Mutua Motera hayan informado en un comunicado de que Tráfico les había trasladado su decisión de retirar la obligatoriedad de ese dispositivo.

La medida se recoge en el borrador de reforma del Reglamento de Circulación, que establece que el airbag sería obligatorio a partir de 2026 para las motos de gran cilindrada cuando circulan por carretera.

En su última comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso el pasado mes de marzo, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya informó de que la reforma del reglamento preveía el uso del airbag en motos, una medida que quería hacer efectiva en el medio plazo.

Según las asociaciones de moteros, la DGT ha considerado «razonables» los argumentos planteados por el colectivo y valora «favorablemente» la propuesta de realizar estudios con el fin de poder conocer en detalle y profundidad el aporte en materia de seguridad de los dispositivos airbag para motoristas en situaciones reales de uso, con el fin de seguir avanzando en el conocimiento y desarrollo de esta tecnología.

Las entidades representativas del colectivo de motoristas «agradecen la sensibilidad» de la DGT y valoran su «esfuerzo para reformar las normas que contribuyen de forma decisiva a la seguridad vial de los ciudadanos, teniendo en consideración las propuestas y sugerencias de los usuarios».

Según un estudio del Real Automóvil Club de España (RACE), solo un 4 % de los motoristas utiliza el airbag de forma habitual, un 5 % de forma ocasional y un 91 % nunca ha hecho uso del mismo, a pesar de que 7 de cada 10 aseguran conocer su existencia.