Imagen de alumnos de Infantil en el colegio Miquel Costa i Llobera. | M. À. Cañellas

4

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha puesto en duda que los alumnos puedan ir sin mascarilla en el patio de los colegios a partir de septiembre, posibilidad que apuntó recientemente la Comunidad de Madrid. Asimismo, la ministra ha abierto la puerta a que los alumnos de entre 12 y 15 años puedan ser vacunados en los centros educativos.

«Las mascarillas han sido esenciales para mantener la salud en las aulas y cuesta pensar que vamos a prescindir de ella», ha respondido Celaá en una entrevista en RNE al ser preguntada por la posibilidad de que su departamento estudie esta opción, aunque se ha remitido a las decisiones que adopte el Ministerio de Sanidad.

«El protocolo emana de Sanidad, pero si hemos podido tener todos los centros abiertos durante todo el curso, con apenas un 0,3 por ciento de aulas cuarentenadas, ha sido por mantener una disciplina estricta; estas no son normas educativas y estamos a lo que se nos diga con las mascarillas», ha añadido.

Ha recordado, no obstante, que se trata de un «protocolo dinámico que avanza en función de cómo avanza la pandemia», pero ha insistido en que «importante es que el centro se mantenga abierto con la máxima presencialidad».

Vacunación de los jóvenes mayores de 12 años

Sobre la vacunación de los jóvenes mayores de 12 años, Celaá no ha descartado que esta pudiera realizarse en los propios, aunque ha precisado que la decisión corresponde al Ministerio de Sanidad. «Sí, se podría vacunar (en los centros educativos). Si se envía allí el personal sanitario, sí», ha indicado la titular de Educación.

En cuanto a las fechas para iniciar el proceso, una vez que ya ha sido autorizado por la Agencia Europea del Medicamento, «se verá», según Celaá, «si la vacunación se cursa antes de comenzar el siguiente curso o a principios de septiembre».

Respecto al mantenimiento de los 40.000 profesores contratados con motivo de la pandemia sanitaria, la titular de Educación ha reiterado su deseo de que las comunidades autónomas mantengan los recursos humanos adicionales.

«Nos hacen falta no sólo para el refuerzo, sino para iniciar una metodología diferente como la codocencia e interesa que haya grupos de alumnos atendidos por dos profesionales; queremos avanzar hacia un modelo en el que el aprendizaje sea más personalizado y para ello se necesitan más de un docente en el aula», ha indicado. En este sentido, Celaá ha recordado que las comunidades autónomas dispondrán de recursos económicos procedentes del mecanismo europeo.