La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, comparece a petición propia en la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia del Congreso de los Diputados para presentar las líneas generales de su departamento. | Efe

3

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha apostado por incluir en la Ley de Diversidad Familiar y Apoyo a las Familias, una prestación por crianza de hijos para familias en riesgo de pobreza que no cumplan los requisitos para acceder al Ingreso Mínimo Vital (IMV).

«Esta ley deberá incluir, a juicio de este departamento, el establecimiento en nuestro país de una prestación por crianza con el objetivo de que puedan acceder a ella aquellas familias en riesgo de pobreza que tengan niños y niñas a su cargo», ha subrayado Belarra.

Según precisan a Europa Press fuentes del departamento, la idea es que esta prestación vaya dirigida a aquellos hogares que teniendo bajos ingresos no cumplen los requisitos del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y que abra la puerta, a medio o largo plazo, a explorar la posibilidad de una prestación universal.

Según ha precisado la ministra, esta medida, ya presente en otros países del entorno, como Irlanda, «ha destacado por su gran capacidad para reducir los índices de pobreza infantil y evitar una situación dramática» como es el hecho de que «tener un niño o una niña aumenta drásticamente el riesgo de pobreza de una familia».

A este respecto, Belarra ha recordado que la tasa de riesgo de pobreza y exclusión en familias con dos personas adultas aumenta en casi cinco porcentuales cuando tienen niños o niñas (de un 20,3 % a un 25,2 %); y se dispara desde un 26,1 % hasta un 46,8 % en el caso de que haya solo una persona adulta.

Además, la ministra ha asegurado que esta prestación alinearía a España con los objetivos y planes europeos ya que está a punto de aprobarse también la Garantía Infantil Europea.

Precisamente, ha anunciado que desde el Gobierno desarrollarán un Plan de Acción Estatal para el cumplimiento de dicha Garantía, cuyo objetivo es prevenir y combatir la exclusión social, asegurando el acceso de los niños y niñas a servicios clave de calidad: educación infantil y atención a la primera infancia, educación, asistencia sanitaria, alimentación y vivienda.