El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, interviene en la sesión de control al Gobierno, esta tarde en el Senado. | Efe

10

El ministro José Luis Ábalos ha subrayado que el Gobierno estudiará «con detenimiento» el informe del Tribunal Supremo en contra de la concesión de indultos a los líderes del procés, porque «contribuye» a una decisión, que, ha recordado, «es potestad del Consejo de Ministros».

Así lo ha indicado el titular de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en el Gabinete de Pedro Sánchez, quien es asimismo secretario de organización del PSOE, en una entrevista en el programa «Las cosas claras» de TVE este miércoles, tras conocer el informe preceptivo pero no vinculante del Supremo, similar al que ya emitió la Fiscalía.

«El Ministerio de Justicia estudiará cada uno de estos informes con detenimiento», ha señalado Ábalos al remarcar que se trata de «un proceso abierto, reglado, conforme a derecho», en el que «todo está dentro de la ley».

No cree que el informe del Supremo suponga un varapalo, sino que lo observa «dentro de la lógica de la independencia de los poderes», ejecutivo y judicial, según la cual hay «claridad» en que la potestad para la decisión final acerca de una medida de gracia como el indulto la tiene el Consejo de Ministros.

Esos informes, ha matizado, «deben acompañar» y «deben contribuir a la decisión del Consejo de Ministros, pero es una decisión del Consejo de Ministros».

El ministro ha añadido que la decisión tiene también «un enfoque de carácter político» que «trasciende la situación jurídica y penal» de las personas condenadas, ya que «afecta al conjunto de la comunidad» y al compromiso del Gobierno por una «normalización de la vida política en Cataluña».

Noticias relacionadas

Ábalos ha indicado que el Consejo de Ministros estará «inspirado en valores constitucionales», como lo es «la voluntad de convivir democráticamente y pacíficamente» y «el espíritu de concordia y encuentro», que están «alejados de la venganza y la revancha», algo que no solo está al margen de la Constitución, sino que es «propio del siglo XVIII».

Sobre las críticas de la oposición, ha dicho que están acostumbrados a «expresiones tan subidas de tono, caricaturescas, incluso», y ha recordado que les han «finiquitado desde el principio», cuando les tacharon de «gobierno ilegítimo, de estar con los 'antiespaña'».
«Somos un gobierno para ellos del Anticristo, no es nada nuevo», ha incidido Ábalos, antes de apuntar que las dos consultas ilegales y la declaración unilateral de independencia en Cataluña se produjeron «con el PP en el gobierno».

Ha agregado que el procés independentista catalán es «un conflicto» que dejó como herencia el gobierno del PP «como consecuencia de su indolencia, errores, falta de valor, de audacia».

En su opinión, «solo hay una forma de hacer un proyecto que se llama España y es integrando a todos en ese proyecto común», mientras que «dividiendo desde luego no se hace ninguna patria ni se hace ningún país».

Sobre los mítines que convoca Vox en Ceuta y Melilla, Ábalos ha apuntado que «la insistencia en esa línea de provocación» es «común a toda la ultraderecha», no solo a la española, porque «su fin es el medio y el medio es la propaganda» al ser «partidos que todo lo sustancian en la propaganda» y lo «más provocadora» que puedan, porque «carecen de proyecto político».

«Me preocupa que encuentren alguna complacencia en sectores que no se corresponden con la ultraderecha», ha admitido el secretario de organización del PSOE.