La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. | Juan Carlos Hidalgo

7

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha prometido este viernes apoyo a todas las familias frente a los «discursos de odio e intolerancia» y ha subrayado que la ley de diversidad familiar reconocerá y respaldará específicamente a las «monomarentales», las de partos múltiples, las LGTBI y las acogedoras.

«Todos los modelos de familia no solo son legítimos, sino que además tienen que ver todos sus derechos garantizados», ha recalcado en rueda de prensa en la Moncloa en vísperas del Día Internacional de las Familias.

Belarra ha asegura que han «pisado el acelerador» y ha ratificado que su intención tener listo el anteproyecto de esa ley a finales de año para que llegue a la mesa del Consejo de Ministros, como tarde a principios de 2022, convencidos de que se trata de una reforma clave frente a quienes quieren imponer «un único modelo de familia mal llamado tradicional».

La ley tiene como objetivo garantizar prestaciones y reconocimiento jurídico a las familias diversas de acuerdo con su tamaño, sus características y sus rentas.
Belarra ha recordado que tener un hijo incrementa el riesgo de pobreza y ha subrayado que las familias monomarentales, en las que una mujer sola cría a los hijos, sufren un riesgo de exclusión muy superior a la media. «En este gobierno van a encontrar aliadas para que sus derechos se vean garantizados», ha recalcado.

La ministra ha ratificado también su «compromiso firme» con el acogimiento familiar frente al modelo residencial y ha apostado por «desinstitucionalizar» a los menores, ya que un centro nunca podrá cubrir los derechos de la infancia tan bien como una familia acogedora.