Se recomienda eliminar el archivo que se ubica en la carpeta de descargas y enviar a la papelera el correo recibido. | Pixabay

0

Los ciberdelincuentes no descansan en este periodo en el que los contribuyentes pasan cuentas con Hacienda. En las últimas horas se ha detectado una nueva campaña de correos electrónicos fraudulentos, que tratan de suplantar la identidad del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación digital y el Servicio de Administración del Banco de España.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), ha difundido una alerta de seguridad que precisa como, en el cuerpo del correo, se pueden encontrar diferentes argumentos que instan al usuario a pulsar sobre varios enlaces. Estos enlaces conducen a descargar un malware, un archivo que puede resultar dañino para el equipo informático o terminal móvil, y que puede dejar al descubierto los datos del usuario.

Recursos afectados

Este organismo señala que, para que corra riesgo nuestra seguridad hay que haber ejecutado el archivo que se ha descargado. Sin embargo, si este no ha sido ejecutado posiblemente el dispositivo no se habrá infectado con ningún tipo de amenaza.

Noticias relacionadas

Se recomienda, en este caso, eliminar el archivo que se ubica en la carpeta de descargas y enviar a la papelera el correo recibido. A continuación, dos ejemplos de correos falsos que tratan de engañar al contribuyente para quedarse con su información personal.

Los entendidos en ciberseguridad recalcan que, ante dudas sobre la legitimidad de un correo, no se debe clicar jamás sobre ningún enlace, se nos presente la excusa que se nos presente para hacerlo. Por otra parte, recuerdan que siempre es posible ponerse en contacto con la empresa o el servicio que supuestamente ha enviado el correo, a través de sus canales oficiales de atención al cliente.

Asimismo, INCIBE ofrece un servicio de respuesta y soporte ante incidentes de seguridad, o asistencia para la eliminación de archivos y programas maliciosos.