Sanitarios, a las puertas de un hospital. | STRINGER

0

Una mujer de 84 años, usuaria de la residencia San Prudencio de Vitoria, que había sido vacunada a principios de año contra la COVID ha fallecido por coronavirus en un hospital de la capital alavesa.

Según han informado desde el consistorio vitoriano, a la anciana, que ya había recibido las dos dosis de la vacuna, se le detectó la COVID tras hacerle una PCR en el marco de un preoperatorio, ya que iba a ser intervenida quirúrgicamente.

Hasta ese momento no había dado muestras de tener el virus. Sin embargo posteriormente empeoró, fue ingresada y falleció la pasada semana.