18

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha negado que haya comido este jueves en el interior de un restaurante, algo que está prohibido en la región por las medidas para evitar la propagación de la covid, pero la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) pide que explique en el Parlamento su presencia en un restaurante.

Un vídeo publicado en redes sociales a primera hora de la tarde de este jueves muestra a dos hombres recriminando a Revilla, a la puerta de un restaurante de Santander, haber comido y fumado en el interior, algo que el presidente niega y dice que el espacio donde ha almorzado es una terraza, donde está permitido comer, y asegura que el puro hay en la mesa no es de él y no ha fumado.

Posteriormente, el PP, Ciudadanos y Vox han registrado tres peticiones de comparecencia urgente ante el Parlamento del presidente cántabro para que explique si ha comido dentro del restaurante.

También, poco tiempo después, el Boletín Oficial de Cantabria ha publicado la resolución de la Consejería de Sanidad que prorroga el cierre del interior de la hostelería cántabra, en cuyas terrazas tampoco se puede fumar.

En sus redes sociales, Revilla ha incluido un vídeo del espacio donde ha comido este jueves, en el que asegura que queda «claro» que es «un lugar abierto y ventilado, no un espacio cerrado».

Y añade el presidente cántabro que ha sido invitado «por una importante empresa de Cantabria, que fue la que eligió el lugar y realizó la reserva».

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha opinado que Revilla «debe explicaciones a todos los cántabros» tras ese vídeo, mientras que el portavoz de Ciudadanos, Félix Álvarez, ha acusado al presidente de «reírse a la cara de todos los cántabros y saltarse la ley» y el de Vox, Cristóbal Palacio, cree que la actitud del presidente es de «desprecio» hacia la hostelería cántabra.