En el primer trimestre de 2021, ha habido 77.794 nacimientos en España, lo que representa una caída del 8,75 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior y del 11,11 por ciento en comparación con 2019. | Pexels

0

Los nacimientos en España se han recuperado el pasado mes de marzo, con 29.260, la cifra más alta desde octubre de 2020 y con la que se pone fin a los mínimos registrados los tres meses anteriores, cuando no se superaron los 25.000 nacimientos, según la Estimación mensual de nacimientos publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, en el primer trimestre de 2021, ha habido 77.794 nacimientos en España, lo que representa una caída del 8,75 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior y del 11,11 por ciento en comparación con 2019.

Aunque el número de nacimientos presenta desde hace ya varios años una constante tendencia a la baja, el descenso se acentuó los nueve primeros meses después del confinamiento de la población española, durante el primer estado de alarma por la COVID-19.

De este modo, en noviembre de 2020 la tasa interanual de nacimientos se redujo más de un 10%, alcanzando descensos superiores al 20% en diciembre de 2020 y en enero de 2021. En concreto, en diciembre de 2020 sólo nacieron 23.226 niños en España, lo que supuso un 20,4% menos que en el mismo mes de 2019 y el valor mínimo en un mes desde que comenzó la serie estadística del INE, en el año 1941.

En los dos primeros meses de 2021, España registró un total de 48.282 nacimientos, lo que representaba la cifra más baja de la serie histórica, que comenzó en 1941, según el INE. Los 48.282 nacimientos de enero y febrero de 2021 suponían también un 14,9% menos en comparación con el mismo periodo de 2020. Por meses, en febrero de 2021 hubo 24.602 nacimientos en España, 922 más que en enero de 2021. En cualquier caso, por tercer mes consecutivo, no se superaron los 25.000 alumbramientos.

El INE detalla que ha puesto en marcha esta operación experimental dedicada a la estimación mensual del número de nacimientos por provincias, que complementa a la estimación del número de defunciones que, también con carácter experimental, se viene publicando cada dos semanas, en el marco de su compromiso para ofrecer información que pueda ser relevante en el contexto de la pandemia provocada por la covid-19.

El INE añade que aborda este proyecto con datos actualizados recibidos cada mes desde los Registros Civiles combinados con información histórica de la Estadística de Nacimientos, con el fin de estimar los nacimientos ocurridos durante el brote de covid-19.

El objeto es la estimación del número de nacimientos ocurridos desde julio de 2020 y su comparación con los datos históricos desde el año 2016, lo que permite interpretarlos con una perspectiva temporal necesaria, dada la variabilidad que siempre presentan y la paulatina disminución que se viene observando en el número de nacimientos durante los últimos años.