Un grupo de manifestantes, convocados por la plataforma 'Catalunya no té Rei', colocan en un puente una pancarta en protesta por la presencia del Rey en las inmediaciones de uno de los accesos a la planta de Seat en Martorell (Barcelona). | Efe

Las entidades independentistas Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural han desplegado cuatro grandes pancartas en los puentes de acceso a la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) en una protesta con poco seguimiento por la visita de Felipe VI por el 70 aniversario de SEAT, en las que reza «Cataluña no tiene rey».

Las dos entidades soberanistas y una decena de grupos CDR han protestado este viernes en contra de la visita del rey Felipe VI a Cataluña, en la que ha participado en un acto en Seat para apoyar al sector automovilístico junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La convocatoria de los independentistas contra la presencia del rey en Cataluña ha tenido muy poco seguimiento, y las acciones de protesta se han desarrollado sin incidentes.

En declaraciones a los medios, la presidente de la ANC, Elisenda Paluzie, ha subrayado que Felipe VI «no será nunca bienvenido» a Cataluña, y ha calificado al monarca como el «Rey del 3 de octubre -en alusión a su discurso de ese día tras el referéndum del 1-O suspendido por el Constitucional- y el que llamaba hace tres años y medio a las empresas -catalanas- para que cambiasen su sede».

El rey Felipe y Pedro Sánchez visitan la fábrica de SEAT
Pedro Sánchez, Herbert Diess y Felipe VI.

«No será bienvenido, siempre se encontrará con expresiones de rechazo a su visita», ha recalcado.

Paluzie, además, ha acusado al Gobierno de «aprovechar la crisis» para «reforzar su poder» en Cataluña y para «ponerse medallas» con el dinero de los fondos europeos: «Esto es de un cinismo espectacular».

Palabras de Felipe VI
El Rey ha asegurado que el consorcio del Gobierno con el grupo Volkswagen e Iberdrola para la puesta en marcha de la primera planta de baterías de coches eléctricos en España representa «una señal inmejorable de compromiso» con la cadena de valor del sector, así como con la innovación, la cohesión territorial y la participación público-privada.

El monarca lo ha asegurado este viernes en el evento del 70 aniversario de Seat celebrado en Martorell (Barcelona), acompañado del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, el presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, y el presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths; y que no ha contado con representación del Govern.

El monarca ha manifestado su especial satisfacción en dar a conocer el nuevo proyecto en Cataluña: «Una tierra que representa el espíritu global, audaz y emprendedor que tiene que identificarnos con los tiempos de cambio en le mundo que viviremos».

«Todos somos conscientes de que la apuesta irreversible de España en favor del desarrollo del vehículo eléctrico no estaría completa sin un apoyo público explícito en el ámbito de las baterías», ha añadido el monarca, que ha subrayado que el consorcio para la planta de baterías está abierto a más socios.

Felipe VI ha sostenido que en la transición ecológica el vehículo eléctrico y los vehículos electrificados deben desempeñar un papel central, y que «España quiere ser pionera y garantizarse la posición de liderazgo».

«El proyecto de localización de la producción del vehículo eléctrico de pequeño tamaño de todo el grupo Volkswagen en España es, sin duda alguna, una magnífica noticia, y un ejemplo de cómo aplicar dichos fondos a proyectos de gran envergadura que afecten de manera transversal a nuestras capacidades industriales», ha subrayado.