El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izq), en presencia de los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias, interviene durante una nueva sesión de control. | Efe - Juan Carlos Hidalgo

14

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles un Govern de izquierdas porque cree que es lo que han demandado los catalanes el pasado domingo y, por tanto, no tiene cabida en él JxCat, un partido en el que ha lamentado que haya dirigentes que comparten con Vox odio y xenofobia.

Sánchez ha hecho estas consideraciones en su respuesta en la sesión de control del Congreso a la diputada de JxCat Miriam Nogueras, que sustituirá como portavoz de su grupo en la cámara a la cabeza de lista de su partido en las elecciones catalanas del pasado domingo, Laura Borrás.

El jefe del Ejecutivo, en su primera valoración pública de las elecciones del 14F, ha subrayado que de estos comicios hay que extraer varias lecciones.

Entre ellas, que ha habido una «clamorosa victoria» de Salvador Illa y del PSC que tiene aún más mérito por los infundios y calumnias vertidas sobre él durante la campaña.
«Se abre paso una demanda poderosa en la sociedad catalana de reencuentro y no de confrontación como ustedes vienen alimentando durante demasiados años», ha añadido.
Ha reconocido que existe un conflicto entre dos partes de la sociedad catalana y ha reiterado por ello la necesidad de ese reencuentro y diálogo dentro de la legalidad democrática.

Noticias relacionadas

También cree que se ha pedido orillar expresiones de extremismo, xenofobia y odio que se manifiestan en Vox y entre dirigentes de JxCat.
«Eso también se lo tienen ustedes que hacer ver», ha subrayado el presidente del Gobierno.

Sánchez ha recalcado por ello que Cataluña necesita un Gobierno distinto, progresista, liderado por el PSC y En Comú Podem.

Esa es su conclusión tras unos resultados del 14F en los que cree que los catalanes, tras un Govern fallido, han dicho que quieren un salida de izquierdas a la crisis y, por tanto, JXCat no entra en ella al ser un partido conservador, y un diálogo dentro de la legalidad.
Frente a esa interpretación, Miriam Nogueras ha señalado que el 14F quedó demostró que el modelo de país que defiende el Gobierno perdió y los ciudadanos catalanes votaron no al expolio y la represión.

«El domingo ganó la república catalana con más del 50 por ciento de los votos y ahora está en manos de las fuerzas independentistas catalanas hacerlo realidad», ha añadido.
Tras ello, ha garantizado que los independentistas van a lograr un acuerdo por responsabilidad y ha recalcado que «el conflicto entre Cataluña y España sigue siendo internacional» y no van dejar de exigir cada día libertad para los políticos presos y para el rapero Pablo Hasel.