6

Unidas Podemos ha defendido este martes que quemar la bandera de España es un ejercicio de libertad de expresión en contra de lo que ha fallado el Tribunal Constitucional que, por mayoría de un solo voto, ha considerado que los ultrajes a la bandera no son libertad de expresión sino delito.

El diputado de Unidas Podemos Jaume Asens ha defendido en declaraciones desde el patio del Congreso que no les gusta que se quemen “banderas de nadie”, pero lo consideran un acto de libertad de expresión. “España debe avanzar y debe mirar a otras democracias que han establecido que eso es libertad de expresión”, ha defendido el diputado, aludiendo a decisiones de la Corte Suprema de Estados Unidos y del Tribunal de Derechos Humanos de Europa.

También el parlamentario de Más País Íñigo Errejón ha señalado que la sentencia del Tribunal Constitucional es “problemática” y ha advertido de que puede traer “cola en Europa”.

Errejón ha afirmado que no le gusta que se queme “nunca ninguna bandera”, pero ha argumentado que “el mejor patriotismo crece siempre en libertad” y que España “merece la pena porque es un proyecto de libertades”.

Joan Baldoví, de Compromís, también ha advertido de que los tribunales europeos pueden rectificar la sentencia. “Los tribunales españoles deberían hacérselo mirar”, ha agregado, destacando que en Estados Unidos, donde la bandera “la llevan hasta en la sopa” no es delito quemarla. Y ha resaltado además que la sentencia no juzga una quema de bandera, sino a un “señor que dijo que había que quemarla”.

El TC ha desestimado el recurso de amparo dirigido por un sindicalista gallego, Pablo Fragoso, de la Confederación Intersindical Galega (CIG), que fue condenado a pagar una multa como autor de un delito de ultraje a la bandera porque instó a quemarla durante una manifestación ante el Arsenal Militar de Ferrol (A Coruña) en 2014.