Imagen de archivo de colas en el comedor social de la Associació Tardor. | M. À. Cañellas

2

El Consejo de Ministros ha aprobado de nuevo este martes una serie de ajustes en la normativa que regula el ingreso mínimo vital (IMV) para agilizar su tramitación y permitir que «todos los solicitantes, si cumplen las condiciones, puedan percibirlo y con efectos retroactivos desde 1 de julio».

Así lo ha explicado este martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Jose Luis Escrivá, quien ha confiado en que, junto a los cambios aprobados la semana pasada, consiga llegar a fin de año «muy cerca de sus objetivos iniciales».

El ministro ha detallado que a finales de septiembre, de las más de 900.000 solicitudes recibidas, la Seguridad Social ha procesado 410.000 y ha reconocido ya el IMV a más de 90.000 hogares con casi 300.000 personas, al tiempo que ha solicitado subsanación a otros 160.000 hogares.

Con los cambios introducidos en estas semanas, Escrivá ha confiado en «dar un salto» en octubre, alcanzando casi 100.000 hogares más con IMV aprobado y avanzar en la tramitación y resolución de muchos expedientes.

De esta forma, casi el 75 % de los expedientes vigentes a finales de octubre (que estima rondarán el millón) estarán ya en proceso de gestión.

En esta ocasión, el Gobierno ha ampliado el concepto de unidad de convivencia, incorporando en el mismo a aquellas personas que, sin vínculos de parentesco o análogos entre sí, compartan vivienda con una unidad de convivencia formada por personas que sí tienen vínculos. En esos casos se considerará la existencia de dos unidades de convivencia, o lo que es lo mismo, dos familias que convivan en la misma vivienda.

Asimismo, si a través de un contrato se acredita el uso individualizado, por una persona sola o por una unidad de convivencia, de una habitación en establecimiento hotelero o similar, será considerado domicilio a los efectos previstos en esta norma.

Igualmente se aclara el concepto de hogar monoparental y se limita a los menores de 30 años el requisito de tres años de vida independiente (un año para los mayores de 30) y un año de cotización a la Seguridad Social.