El Gobierno prohibirá el uso de los 902 en los servicios de atención al cliente

| Madrid |

Valorar:
Las llamadas al 902 estarán prohibidas.

Las llamadas al 902 estarán prohibidas.

Pixabay

El Gobierno está preparando una modificación legislativa para prohibir en los servicios de atención al cliente el uso de cualquier número de tarificación adicional, entre los que se incluyen los que usan el prefijo 902, los más extendidos actualmente, según informan fuentes del Ministerio de Consumo.

Con esta medida, el Gobierno busca que los consumidores dispongan siempre de un número geográfico de tarifa básica para sus relaciones con las empresas y acabar así con «abusos y sobrecostes en las facturas mensuales» beneficiando a toda la población, especialmente a aquella con menos recursos.

«Los servicios de atención al cliente no pueden ser un coste para el bolsillo de consumidores y un negocio para unas pocas empresas. Es una medida de justicia social, que pondrá fin a un abuso generalizado y agravado en el contexto de la COVID por las restricciones de aforo, movilidad y presencialidad», inciden desde el Ministerio.

Con este objetivo, el Gobierno modificará el artículo 21.2 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU) para precisar este punto, de acuerdo con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

De esta manera, se evitará que las compañías puedan aplicar a las llamadas a sus servicios de atención al cliente precios que excedan el precio de llamada a una línea telefónica geográfica.

A este respecto, desde el Ministerio de Consumo indican que se va a abrir un proceso de consulta pública a la ciudadanía y se trabajará con las asociaciones de consumidores y sociedad civil.

Toda empresa o profesional tiene la obligación de facilitar servicios de atención telefónica con el objetivo de que sea una comunicación «rápida y eficaz» y, según la legislación, deben disponer de un número que no tenga un coste superior al de la tarifa básica.

El artículo 21.2 de la LGDCU dispone en la actualidad que en caso de que el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica de atención al cliente, su uso no podrá suponer para el consumidor y usuario un coste superior a la tarifa básica, que se entiende por el «coste ordinario de la llamada de que se trate, siempre que no incorpore un importe adicional en beneficio del empresario».

Hasta ahora existen discrepancias sobre la interpretación del concepto de «tarifa básica» y muchas empresas lo aprovechan para poner números que suponen un coste para quienes llaman. Los más comunes son los 902, que a día de hoy tienen «unos costes muy altos y suponen unos elevados sobrecargos en las facturas mensuales de los hogares».

Esto se debe a que los 902 son más caros que una llamada provincial pero más baratos que una llamada nacional, un precio que se estableció en el pasado. Sin embargo, a día de hoy, donde todos los operadores ofrecen tarifas planas de llamadas desde fijos y móviles, «los 902 han quedado obsoletos».

Ante las dudas que planteaba el concepto «tarifa básica» en este contexto, el TJUE en una sentencia de marzo de 2017 establecía que debe interpretarse en el sentido de que el coste de una llamada a una línea telefónica de asistencia operada por un comerciante, en relación con un contrato celebrado, «no puede exceder del coste de una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar».

En este sentido, la sentencia del tribunal europeo recoge que «siempre que se respete este límite, el hecho de que el comerciante obtenga o no beneficios por medio de esa línea telefónica de asistencia es irrelevante».

«El acceso a una atención eficaz, transparente y de calidad y una información completa, veraz y accesible en los servicios de atención al cliente, quejas, reclamaciones e incidencias, no pueden estar condicionados por los recursos económicos del consumidor y estos no se pueden ver reducidos o perjudicados como consecuencia del ejercicio de un derecho básico», resaltan desde el Ministerio de Consumo.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

yo
Hace 7 meses

Que bien porque te cobran un paston

Valoración:6menosmas

azrael
Hace 7 meses

Y el Ibsalut cambiará el teléfono de cita previa...o eso ni se contempla?

Valoración:7menosmas

JUSTICIERO
Hace 7 meses

! Por fin, este gobierno hace algo útil!. Ahora, a ver si hay suerte y legisla contra los ocupas, pero lo dudo.

Valoración:17menosmas

Juana
Hace 7 meses

A mí ya no me pillan más...

Valoración:9menosmas

Jorge
Hace 7 meses

Ya era hora. Es vergonzoso que en la targeta sanitaria te pongan un 902 para pedir cita previa.

Valoración:23menosmas

alberto
Hace 7 meses

Bravo! Muy bien por Garzón. Ya era hora.

Valoración:17menosmas

Joan Capell
Hace 7 meses

Bona feina

Valoración:13menosmas

Patriot
Hace 7 meses

no nos olvidemos de los 807

Valoración:4menosmas

Josep Miquel
Hace 7 meses

@Miquel-Ciutat, doncs com es competència del Ajuntament serà quant ho decidesqui el plenari, peró miri resulta que hi ha un nombre de teléfon mobil que substitueix al 010 i serveix per exactament el mateix i de pas per enviar fotos i/o ducuments per WhatssApp, no l'han llevat peró hi ha aquesta alternativa de franc. O sigui que no pegui contra el Ajuntament si no ho sap tot.

Valoración:1menosmas

Juanito
Hace 7 meses

La verdad es un autentico abuso. 15 euros por una consulta. Eso si no te hacen llamar variaa veces y se multiplica la factura. O te hacen esperar con preguntitas y consejos...un negociarro

Valoración:20menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3