El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. | Chema Moya

19

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha manifestado su absoluto respeto a la decisión de Juan Carlos I de abandonar España.

«Lo que se juzga no son instituciones, sino a personas. La respuesta, a mi juicio, es la que corresponde a una democracia vigorosa. España necesita estabilidad e instituciones robustas», ha asegurado.

Sánchez ha considerado «plenamente vigente el pacto constitucional», que incluye la Monarquía. Así lo ha manifestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros después de que le preguntaran por el anuncio de la Casa Real y tras las críticas a esta decisión vertidas por algunos de los ministros, como el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la responsable de Igualdad, Irene Montero.

«España necesita de estabilidad y de instituciones robustas, y éstas tienen que abonarse con ejemplaridad, transparencia y regeneración. La línea marcada por la Casa Real considero que es la adecuada», ha dicho el presidente, para añadir después: «El Gobierno que yo presido considera plenamente vigente el pacto constitucional».

A la pregunta de por qué no informó a su socio de coalición, Podemos, de la decisión del Rey emérito de abandonar el país, Sánchez no ha dado detalles alegando que las conversaciones que mantiene con el jefe del Estado, Felipe VI, son «discretas».

El jefe del Ejecutivo ha reiterado su «respeto absoluto a las decisiones que ha tomado la Casa Real», ya que supone «distanciarse de supuestas conductas cuestionables y reprobables por parte de un miembro de la Casa Real».