2

El presidente de la Crida Nacional per la República, Jordi Sànchez, ha descartado este domingo una coalición entre JxCat y el PDeCAT para las próximas elecciones catalanas porque «comporta cuotas».

En una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press cuando se cumplen 1.000 días de su entrada en prisión, ha indicado que «lo que está sobre la mesa es presentarse todos en plena igualdad, y que sea la militancia del nuevo partido que decida» la dirección y las listas electorales.

«No necesitamos herencias», aunque ha dicho que en la nueva formación habrá miembros de Convergència porque confían en las personas, en sus palabras.
Sobre quién liderará el nuevo partido, ha afirmado que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont deberá «tener las primarias oportunas dentro de la formación que avalen su posición» para hacerlo.

Se podrán presentar a encabezar el partido «todas las personas que quieran ser candidatas y que la militancia de JxCat decida».

En cuanto a la fecha de estas elecciones, ha opinado que deberían celebrarse «en el momento en que se tenga la certeza de que se ha salido del peor periodo del coronavirus y que se puedan realizar en plena normalidad».

Sànchez ha valorado que a la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno no se deben llevar «ni reformas de códigos penales ni amnistías».

«En la mesa de diálogo tenemos que hablar de cómo solucionamos el conflicto que desde hace muchos años tenemos y que desde el régimen del 78 se hace visible con la negación del derecho de autodeterminación» en la Constitución española, ha indicado.