Imagen de la portavoz del PP, durante su intervención en el Congreso. | Efe

Rifirrafe en el Congreso de los Diputados entre Cayetana Álvarez de Toledo y el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, que termina con la amenaza de una querella por parte del líder de Podemos. Durante su intervención este miércoles, Iglesias se ha dirigido en varias ocasiones a la portavoz del PP como marquesa, en referencia a un tuit de hace semanas en el que Álvarez de Toledo le decía: 'De marquesa a marqués, hoy te has pasado'.

En su turno de réplica, la portavoz del PP en el Congreso, algo molesta, ha criticado la sorna reiterada de Iglesias: «Ha hecho usted referencia a mi título de marquesa. Como bien usted sabe, los hijos no somos responsables de los padres, ni los padres somos totalmente responsables de lo que vayan a ser nuestros hijos».

Noticias relacionadas

A continuación, le ha advertido: «Se lo voy a decir por primera y última vez. Usted es hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece usted. A la del crimen político». La bancada popular ha aplaudido el discurso final de la portavoz, mientras que con semblante serio, el vicepresidente tomaba su turno de palabra. «Señora marquesa, si piensa usted que llamando terrorista a mi padre me va a provocar y va a conseguir que pierda la compostura, se equivoca. Usted acaba de cometer un delito aquí, en desde esta tribuna», a advertido Iglesias a Álvarez de Toledo. En este sentido, ha añadido que «sólo alguien con títulos nobiliarios cree tener la impunidad de poder llamar terrorista a alguien, que le salga gratis. Por lo que invitaré a mi padre a que ejerza las acciones oportunas».

El asunto no ha quedado ahí. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha preguntado a Álvarez de Toledo si deseaba eliminar del acta sus palabras sobre el padre del vicepresidente segundo. La diputada replica que, según reconoce un artículo, fue «militante del FRAP [Frente Revolucionario Antifascista y Patriota]». Batet ha decidido que se elimina la alusión finalmente.

La decisión de la presidenta del Congreso ha molestado enormemente al PP, que abronca a Batet. Los vicepresidentes de la mesa, del PP y Vox, abandonan el Congreso.