La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el interior de la ermita del San Isidro. | Efe

39

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido «transparencia» al Gobierno central y saber los nombres de quiénes «deciden que tantas personas se vayan a la ruina», ya que la región entra en «una fase complicada, porque el problema económico empeorará el futuro del conjunto del país».

«No nos dicen quién ha tomado esta decisión (de permanecer en la fase 0), bajo qué criterios, qué personas están decidiendo en el Gobierno que tantas personas se vayan a la ruina», ha dicho Ayuso este sábado en una rueda de prensa telemática en la que ha estado acompañada por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Díaz Ayuso ha denunciado un «tratamiento discriminatorio entre territorios» y ha subrayado que la cogobernanza «se está resumiendo en una trampa, porque la responsabilidad es de la Comunidad de Madrid si las cosas van mal, pero no está habiendo un Gobierno a nivel nacional sobre cómo proteger a su vez a los ciudadanos».

Sobre este tema, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este sábado que se está levantando acta de las reuniones que celebran los distintos comités creados para analizar cómo combatir al coronavirus y que éstas serán públicas porque el Ejecutivo siempre ha primado la «transparencia».

Así lo ha indicado durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa, en medio de la polémica generada por las quejas de la Comunidad de Madrid primero por no pasar a la fase 1 y en segundo lugar por la tardanza con la que ha recibido el informe en el que se basó la decisión de mantener a este territorio en la fase 0 por segunda semana consecutiva.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que «en todo y cada uno» de los comités técnicos que funcionan desde el estallido de la pandemia se toma nota de lo que se discute. «Se toma nota de todo, se levantas actas y serán públicas porque el Gobierno siempre ha primado la transparencia informativa desde el inicio de la pandemia», se ha defendido Sánchez ante la críticas por la falta de transparencia en la gestión de la desescalada que le han dedicado no sólo la Comunidad de Madrid, sino también la Generalitat valenciana, gobernada por el PSOE.

Polémico apartahotel

Por otro lado, Ayuso ha rechazado que se haya producido una «ruptura» en el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos, al tiempo que ha asegurado que investigará «hasta el final» el «error» al publicar un contrato adjudicado al empresario de la cadena Room Mate, donde se encuentra alojada, un hecho que considera «un delito».

En comparecencia conjunta con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, Ayuso ha subrayado que se ha perseguido «perjudicar la imagen» del dueño de la cadena hotelera, Kike Sarasola, y la suya propia, por lo que investigará «por qué se ha subido un contrato que no existía, porque se ha manipulado».

Desde el 16 de marzo, la presidenta madrileña se aloja en un apartahotel de la cadena hotelera Room Mate, que ha cedido a la Comunidad de Madrid sus seis hoteles durante la pandemia, cuatro para personal sanitario y otros dos para personas mayores sin coronavirus.

De los dos hoteles destinados a personas mayores sólo se ha puesto uno en marcha, sobre el que la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad, que dirige Ciudadanos, firmó un contrato en el que figura como adjudicatario la Coordinadora del Tercer Sector, encargada de prestar los servicios sociosanitarios.

Sin embargo, en el Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid llegó a figurar como adjudicatario del contrato Room Mate por un importe de 565.749,58 euros con IVA incluido.

Un «error», según fuentes de la Consejería de Políticas Sociales, que posteriormente cambiaron en el Portal de Contratación el nombre del adjudicatario por el de la Coordinadora del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid y redujeron el importe a 240.443,57 euros IVA incluido.

«Ha ocurrido un hecho gravísimo», ha denunciado Ayuso, que ha recalcado que este contrato es «inexistente» y solo busca sugerir que tiene «algún tipo de prebenda» con el empresario por alojarse en su hotel para «tapar» la gestión desastrosa del Gobierno de España.

No obstante, Ayuso ha afirmado que las relaciones entre PP y Ciudadanos en Madrid son «buenas», ya que hay un afán «de todos» por tener un Gobierno de coalición «seguro y estable».

Sobre su alojamiento en el apartahotel, Ayuso ha insistido en que se trasladó allí para tener un lugar de trabajo porque su equipo no podía desplazarse con normalidad por el estado de alarma y ha añadido que es una decisión «personal», que se sumó al hecho de que diera positivo en COVID-19.

En esta línea, ha reiterado que paga «de su bolsillo» al mes el coste del apartahotel, donde, ha resaltado, ha estado gobernando la Comunidad de Madrid «desde las siete de la mañana hasta las once de la noche».