Noa ha superado el coronavirus. | TV3

4

A pesar de su corta edad, Noa ya sabe lo que es hablar de superación. Esta bebé de trece meses nació prematura, tuvo que superar una enfermedad pulmonar y ahora ha vencido la batalla al coronavirus.

Hace mas o menos un mes que sus padres empezaron a sospechar que la pequeña podría estar contagiada de la COVID-19. Algunos días con tos y problemas respiratorios los habían puesto en alerta. Finalmente, decidieron llevarla al Hospital Joan XXIII de Tarragona donde se quedó ingresada. Su estado empeoró, fue trasladada a la UCI de Vall d'Hebron y allí llegó el positivo.

«Besé a mi hija como si me estuviese despidiendo. Con una enfermedad pulmonar lo vi muy negro», asegura en TV3 el padre de la bebé, Víctor Blanch. También ha explicado a la televisión catalana los duros momentos que han vivido él y su mujer. Tuvieron que estar confinados por separado y pasar más de 15 días sin ver a la niña. «Recibíamos las noticias por teléfono», explica.

El jueves llegó la buena noticia. Noa recibió el alta y pudo volver a casa con sus padres.