30

María Rodríguez, sanitaria en el Hospital Virgen del Camino de Cádiz, ha pasado de ser una heroína a ser repudiada por sus propios vecinos. La auxiliar de enfermera ha contado en su cuenta de Facebook como al tener que aislarse por precaución todo el vecindario se ha puesto en su contra.

La sanitaria, que ha estado en contacto con pacientes y compañeros con coronavirus, se hizo un test y dio negativo. Sin embargo, ha decidido aislarse de su familia en otro piso para evitar ponerlos en riesgo. «Entré en el edificio con mascarilla y guantes. Fui con mi marido. Él me abrió la puerta del portal, subí por las escaleras sin tocar absolutamente nada y me encerré», explica. Además, aseguro que durante los días de aislamiento no ha estado en contacto con nadie, incluso su marido le dejaba la comida en la puerta.

El problema llegó cuando los vecinos del edificio se enteraron de que ella estaba viviendo allí. Solo por el hecho de tener un posible caso positivo en el mismo edificio empezaron a insultarle e increparle.

«Audios que te erizan la piel con frases de 'pues si ha dado negativo métela en tu casa', 'esto es denunciable','me da igual que sea sanitaria es de ser muy irresponsable' y un largo etcétera que me niego a recordar», cuenta Maria.