Un policía espera para someterse a la prueba rápida de coronavirus. | Efe

7

España adquirió lotes de test rápidos para la detección del coronavirus a una empresa que no tiene licencia todavía para vender sus productos, según ha informado en redes sociales La Embajada de China en España.

El doctor Fernando Simón ha confirmado este jueves en la rueda de prensa diaria del Comité técnico para la detección del coronavirus, que se adquirieron un total de 9.000 test y que al llegaron fueron sometidos a las pruebas de validación del Instituto Carlos III. El director del Centro de Alertas Sanitarias ha explicado que estos productos no contaban con certificado CE y han sido devueltos y, en su lugar, llegarán otros.

La Embajada de China en España ha detallado que Shenzhen Bioeasy Biotechnology no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos.