Trabajadores sanitarios del hospital La Fé de Valencia, en un momento de descanso. | Kai Försterling

21

España espera proveerse de más de 5 millones de test rápidos para la detección del coronavirus, y para ello ha recorrido a diferentes empresas de todo el mundo. Un lote de 9.000 de estos test han tenido que ser devueltos a una empresa suministradora por «no contar con el certificado de calidad con marcado C.E.», ha dicho este jueves el director de Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón. Se han devuelto y enviarán nuevos, ha asegurado.

Algunos medios apuntaban este jueves que algunos test llegados de China no eran 100 por 100 fiables.

La propia embajada de España en China alertaba este jueves de que la empresa citada no tenía todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos para vender productos.

Simón ha asegurado que los nuevos test rápidos permitirán identificar casos leves y descargar la presión sobre los laboratorios.

El doctor ha explicado que también están trabajando con otras empresas que proveerán de test rápidos antihigiénicos y serológicos. Estos últimos detectan positivos ya en un avance de la infección y también permiten detectar positivo en aquellos que se han recuperado y saber así la inmunidad de la población española.

Simón ha adelantado que trabajan también para que varias empresas de biotecnología de España produzcan también estas pruebas rápidas.