Imagen de archivo de la Bolsa española. | Chema Moya - EFE - EFE

5

La bolsa española ha registrado este lunes la sexta mayor caída de su historia reciente (desde que existe el IBEX a finales los 80) con un descenso del 7,96 % por la bajada de los mercados internacionales, el desplome del petróleo (el Brent baja el 20 %) y el temor a una recesión por el coronavirus, según expertos consultados.

El índice de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, ha registrado su mayor bajada desde el referéndum del Bréxit en junio de 2016 (ese día perdió el 12,35 %) con un retroceso de 666,9 puntos, el 7,96 %, hasta 7.708,7 puntos, también nivel de junio de 2016. En el año se deprecia el 19,27 %.

La caída de la bolsa española ha estado acompañada del descenso de los mercados internacionales, así como de la bajada de las rentabilidades de la deuda alemana (menos 0,845 %) y estadounidense (0,52 %) a mínimos históricos por el temor de los inversores al empeoramiento de la economía.

Repsol ha acabado con la tercer mayor caída del IBEX al ceder el 15,13 %, seguido por BBVA, que ha bajado 13,21 % y Banco Santander en quinto puesto con un descenso del 11,97 %. Telefónica ha perdido el 9,81 %, Iberdrola el 6,64 % e Inditex el 4,96 %.

La epidemia y la caída del petróleo hunden a las bolsas mundiales

El miedo a los efectos del coronavirus en la economía y el desplome de los precios del crudo a causa de la epidemia y de la guerra de precios han hundido este lunes los mercados bursátiles en todo el mundo.

El aumento del número de casos de coronavirus en Estados Unidos y las drásticas medidas adoptadas por Italia para hacer frente a la enfermedad han llevado a los inversores a huir de la renta variable y buscar refugio en activos seguros, como la deuda de EE.UU. y Alemania, el oro o el yen japonés, al tiempo que los mercados se desplomaban.

Wall Street -donde el Dow Jones cae ahora un 8 %- ha tenido que parar 15 minutos al bajar más del 7 % el S&P 500, algo que no había ocurrido desde 2008, en plena crisis financiera. Las ventas masivas de renta variable también han obligado a detener temporalmente la negociación en las bolsas de Sao Paulo y Toronto (Canadá).

Ello al tiempo que el precio del petróleo se desplomaba. El del intermedio de Texas (WTI) cerró este lunes con una bajada del 24,59 %, hasta los 31,13 dólares el barril, ante el inicio de una guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia, que ha arrastrado el precio del crudo a niveles similares a los de 1991, en plena Guerra del Golfo. A esta hora, los precios del Brent, de referencia en Europa, descienden también en torno al 22 %.

La caída de las bolsas ha sido generalizada, a primera hora las asiáticas, que han sido seguidas por las europeas y las americanas.

Las últimas noticias sobre la COVID-19