El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, durante el pleno celebrado en el Congreso de los Diputados de Madrid. | Fernando Alvarado

1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha limitado este miércoles en el pleno del Congreso los pactos con el PP a la renovación de «órganos constitucionales», desoyendo así la oferta del presidente del PP, Pablo Casado, a pactar unos Presupuestos Generales del Estado y no depender así de partidos independentistas.

Y es que en la sesión de control al Gobierno celebrada en la Cámara Baja, el líder de la oposición ha llamado a «rectificar», a «abandonar el extremismo y volver a la centralidad». «Deje de reservar el diálogo como premio a la minoría radical y siéntese a dialogar con la mayoría moderada, que es la que le conviene a España», ha dicho.

Sin embargo, Sánchez ha limitado la posibilidad de la mano tendida del Gobierno a «llegar a los acuerdos que necesita España en el ámbito de la renovación de los órganos constitucionales», y le ha pedido a Casado que «abandone el bloqueo» y haga una «oposición leal» y «útil, desde la discrepancia racional y razonable, pero también desde el enorme sentido de Estado» que, ha dicho «necesita este país desde el principal partido de la oposición».