Santiago Abascal, Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros, en una reciente imagen. | Efe

47

Vox consiguió este jueves introducir el 'pin parental' en los presupuestos de la Comunidad de Murcia, a pesar de la avalancha de críticas que ha registrado la medida.

Se trata de la «autorización expresa de las familias para la participación de sus hijos en actividades complementarias» en los centros escolares.

Con este logro, Vox ha subrayado que los padres «tendrán derecho a elegir la educación de sus hijos sin el adoctrinamiento ideológico de la izquierda», según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.

A su juicio, se trata de una iniciativa que «evitará que el Gobierno 'progre' moldee a los menores con sus sectarismos», estableciendo así una autorización expresa de las familias «para la participación de los menores en actividades complementarias con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos, morales o sexuales».

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha defendido su implantación, como una herramienta contra las «chaladuras», los «sectarismos» y las «pulsiones totalitarias» que atribuye al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, que ha anunciado que recurrirá el 'pin parental' ante los tribunales. «Estáis pisoteando el derecho a la libertad de educación. Pretendéis moldear a los niños con vuestras chaladuras y sectarismos. Seguiremos protegiendo a las familias de vuestras pulsiones totalitarias. Dejad a nuestros hijos en paz», ha escrito Abascal en las redes sociales.

La reacción desde el Ejecutivo no se hizo esperar. Y así, el Ministerio de Educación y Formación Profesional recurrirá por la vía judicial cualquier iniciativa dirigida a imponer un «pin parental» en los centros educativos, al considerarlo «una censura previa» por parte de los padres a las actividades programadas por los colegios.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Ministerio de Educación y Formación Profesional recurrirá ante los tribunales la decisión del Ejecutivo de la Región de Murcia. «El pin parental vulnera el derecho de los niños y niñas a la educación. Se trata de un derecho fundamental, de un derecho constitucional. Por eso, el Ministerio de Educación recurrirá ante los tribunales la decisión del Gobierno de la Región de Murcia. Seremos firmes», ha escrito Sánchez en su cuenta de la red social Twitter.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha expresado su rechazo al 'pin parental', ya que «resta» a los niños y niñas su «derecho» a una educación en valores y derechos humanos.

Por su parte, el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de «querer adoctrinar» en las aulas «de forma obligatoria», y ha comparado la implantación del 'pin parental' en la Región de Murcia, como exigía Vox, con la asignatura de Religión, que PSOE y Unidas Podemos pretenden convertir en «voluntaria». «Pedro Sánchez quiere adoctrinar a tus hijos de forma obligatoria con charlas extracurriculares. Sin embargo, deja elegir si dan clases de religión o no. Nosotros queremos libertad para todo», ha escrito García Egea en Twitter para responder a un mensaje de Sánchez en el que anunciaba que el Gobierno recurrirá ante los tribunales el 'pin parental' en Murcia.

Y en Madrid, la portavoz de vox en la Asamblea, Rocío Monasterio, ha condicionado su apoyo a los presupuestos de la región para 2020 a la aprobación, entre otras, de medidas que garanticen la libertad educativa, ámbito en el que ha enmarcado el denominado 'PIN parental', una medida que ya se contempla también en el acuerdo de presupuestos en Andalucía.