Pons junto al candidato a la investidura, Pedro Sánchez, en un acto electoral en Palma. | Pere Bota

33

El diputado mallorquín del PSOE, Pere Joan Pons, ha afirmado este martes haber sido objeto de insultos y presiones con el fin de amedrentarlo para que cambie su voto en la sesión de investidura de Pedro Sánchez, que acogerá este martes a partir del mediodía el Congreso de los Diputados.

En declaraciones a la Cadena Ser, Pons ha asegurado que tanto él como otros compañeros de partido han llegado a recibir hasta 400 mensajes. En ellos se vierte una gran cantidad de insultos, y se pretende elevar la presión sobre los diputados progresistas que este martes deben dar su '' o su abstención para permitir que Pedro Sánchez sea investido presidente.

Noticias relacionadas

No es el único que ha alzado la voz ante estas acciones, e incluso hay miembros destacados dentro de la bancada socialista que han asegurado que elevarán la cuestión a las instancias pertinentes para que se investigue.

Sin embargo, Pons se ha mostrado convencido de que todos los diputados obrarán como es debido, y emitirán su voto en la sesión de investidura acorde a lo esperado. Además, ha descartado que puedan repetirse episodios como el famoso 'tamayazo', que arrebató de un plumazo y de forma inesperada la presidencia de la Comunidad de Madrid a los socialistas en 2003, cuando todo estaba presuntamente atado y existía una mayoría de izquierdas para nombrar a un presidente del PSOE.

En este sentido, el diputado mallorquín en Madrid publicó este pasado día de Reyes un vídeo en las redes sociales en el que, junto a los leones de las puertas del Congreso, lanzó un mensaje de optimismo con respecto al futuro gobierno progresista para España.