19

La ministra de Educación en funciones, Isabel Celáa, ha sido una de las protagonistas en el acto del día de la Constitución que se ha celebrado en el Congreso de los Diputados, 41 años después de la aprobación de la Carta Magna.

En el acto han ejercido como anfitrionas las recientemente elegidas como presidentas del Parlamento y del Senado, las socialistas Meritxell Batet y Pilar Llop. Ellas dos han tenido que recibir a los invitados a su llegada y saludarlos.

El momento más incomodo del acto ha sido cuando Isabel Celaá ha pasado a saludar a las anfitriones. Tras dar dos besos a Meritxell Batet, La ministra en funciones, Isabel Celáa, no le ha dado la mano a Pilar Llop, que se ha quedado 'pasmada' ante el paso de la ministra.

Por su parte, tras conocer la polémica surgida, Celaá ha pedido disculpas a través de su cuenta de Twitter. «Un pequeño percance me ha distraído en el último momento y no he saludado a Pilar Llop, la nueva presidenta del Senado, a la que he llamado inmediatamente para transmitirle todo mi afecto. Pilar es una gran mujer y será una extraordinaria presidenta», ha escrito la portavoz del Ejecutivo.