Una decena de neonazis propinaron una brutal paliza a un manifestante antifascista este jueves en Barcelona. Numerosos vídeos compartidos en las redes sociales muestran como varios ultras armados con palos se abalanzan sobre el joven en una calle del centro de la capital catalana y le propinan una lluvia de golpes y patadas. La secuencia, de unos pocos segundos, es muy dura y violenta.

Este fue uno de los choques más destacados entre los grupos de extrema derecha e independentistas, que se produjeron durante el cuarto día de protestas en Barcelona a raíz de la sentencia del procés, al término de la concentración protagonizada por los neonazis en la plaza Artós, en el distrito de Sarrià, en la que entre otros cánticos entonaron el Cara al sol y proclamaron Sieg Heil, todo ante la atenta vigilancia de los Mossos d'Esquadra.

Algunos informadores denunciaron haber sufrido amenazas mientras se encontraban cubriendo esa protesta.

Noticias relacionadas

De allí deambularon durante una hora por el centro de la ciudad hasta que ambos grupos coincidieron en las calles. La policía catalana aseguró en todo momento que procuraron mantener separados a ambos grupos de manifestantes, aunque voces del independentismo han rechazado esta afirmación. Muchos de los que provenían de Sarrià iban armados con palos y bates de béisbol.

La agresión al joven antifascista ha generado un gran número de comentarios y reacciones. De parte de ciudadanos en general y también de políticos tan antagónicos como el presidente del Parlament Roger Torrent o el diputado nacional de Ciudadanos Toni Cantó. También se ha mostrado el resultado de los golpes, con la cara del joven totalmente deformada.

Incluso se ha difundido una versión alternativa de lo sucedido, según la cual el agredido esperó y provocó a los ultras antes de ser golpeado.