0

El Ministerio de Sanidad ha confirmado un total de 150 casos de listeriosis, relacionados con el consumo de la carne contaminada de la marca La Mechá, de los que 132 son en Andalucía y los 18 restantes en otras cinco comunidades: Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón.

Estos datos han sido dados a conocer este miércoles por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, que en su última alerta en salud pública precisa que esta información sobre los casos asociados al brote puede variar a medida que avancen las investigaciones epidemiológicas y microbiológicas.

Según Sanidad, aunque la mayor parte del producto ha sido distribuido en Andalucía, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha informado de la distribución del producto en otras comunidades.

En concreto han sido 225 kilos en Madrid, que a su vez redistribuyó pequeñas cantidades a Castilla-La Mancha, Castilla y León; 10 kilos en Badajoz y una pequeña cantidad de producto en Adeje (Tenerife).

La mayor parte de los casos confirmados en Andalucía se han registrado en Sevilla (108), aunque se han encontrado en casi todas las provincias de la comunidad: Huelva (11), Cádiz (6), Málaga (4) y Granada (3).

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha declarado este miércoles a la Cope que esta cifra de casos confirmados supone que a estas personas se les han hecho los cultivos en sangre correspondientes y estos han dado positivo.

No obstante, en estas declaraciones, Aguirre ha indicado que las cifras muy probablemente van a aumentar y que se mantienen como sospechosos a un total de 523. Al mismo tiempo, ha destacado que el tratamiento para atajar la listeriosis es «muy eficaz» y ha subrayado que el «sistema sanitario está funcionando muy bien».

El consejero ha lamentado, no obstante, la muerte de la mujer de 90 años por este brote de listeriosis por carne mechada que se produjo el pasado lunes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla donde ingresó el día 15 tras cinco o seis días con síntomas.

Hay que recordar que la Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó el pasado 15 de agosto una alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial 'La Mechá', fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto es el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en Sevilla en las últimas semanas.

El consejero de Sanidad ha explicado que este miércoles se vuelve a reunir el gabinete de seguimiento para analizar la situación y que lo importante es que «sean los profesionales los que tomen las decisiones, quienes saben y están al pie del cañón». «Los políticos tenemos que darles el apoyo logístico», ha apuntado Aguirre.

Así, tras afirmar que estas reuniones se vienen celebrando «cada dos o tres días desde que se declaró la alerta», al objeto de ver que nuevas medidas se pueden ir tomando, Aguirre ha advertido de que van a salir más casos de listeriosis en los próximos días «porque el periodo de incubación es muy variable, va desde pocos días desde el momento del consumo hasta 70 días».

El titular del ramo, que ha explicado que los 131 afectados hasta el momento han dado positivo en el cultivo realizado, se ha mostrado esperanzado en que la evolución de estos pacientes sea «lo mejor posible». Según ha añadido, el sistema sanitario está funcionando muy bien en comparación con el de otras naciones en las que también ha habido brotes de listeriosis. «Aquí estamos controlando perfectamente los efectos adversos», ha indicado.
Preguntado sobre si se ha tardado un tiempo excesivo en detectar el brote, Aguirre ha informado de que su departamento sabía que algo estaba pasando desde inicios del mes de agosto porque había un «repunte importante» en los casos de listeriosis en comparación con la media estadística de otros años.

Si bien, según ha narrado, hasta que no se produjo el primer brote familiar no se pudo enviar dos o tres productos sospechosos a analizar. Se mandaron epidemiólogos a una empresa que se pensaba que era la causante del brote pero finalmente fue otra. «El día 14 se inmovilizó la partida de la carne afectada y el 15 se declaró la alerta», ha señalado.
Aguirre ha dicho que si se mira el comparativo con otros brotes, «creo que ha sido el más rápido en causa efecto en diagnóstico de la causa contaminante». «¿Se podría haber hecho más rápido? Pues no lo sé, pero sí sé que cuando el día 14 nos llegó el positivo, automáticamente se decretó la alerta, se abrieron los protocolos para la atención primaria y hospitalaria y se empezó a hacer la asistencia sanitaria», ha manifestado.

En su opinión, «eso es lo importante y ocuparnos de los pacientes; en eso estamos focalizados». Sobre si el laboratorio municipal del Ayuntamiento de Sevilla tardó cuatro días en tener los resultados, el consejero ha indicado que «a lo mejor pudo haber dos o tres días de desfase pero lo importante es la coordinación desde el momento en el que llegó el positivo a la Consejería, que automáticamente declaró la alerta», ha zanjado.