Un taxista gallego ha ideado una forma para hacer frente al calor y esquivar la normativa que prohíbe a los conductores del taxi de Vigo trabajar en pantalón corto. Esta fórmula no es otra que vestir una falda, un hecho que no obstante no le ha evitado una denuncia del gremio a la policía local de la ciudad viguesa.

Según informa la Cadena Ser, en este caso se da cita también una lucha entre asociaciones de taxistas, entre la que forma parte el conductor, que lo apoya, y la que ha denunciado el caso ante las autoridades, considerando que Galicia no es Escocia y que la falda no es adecuada en un hombre para trabajar de cara al público.

Según se hace eco la mencionada emisora, el Ayuntamiento de Vigo aprobó hace unos meses una norma que regulaba la vestimenta para los trabajadores del sector del taxi de la ciudad, y esta no prohibía expresamente la falda.

Sí están vetados, en este caso, los pantalones cortos, las camisetas de tirantes o las chancletas, por ejemplo.

De este modo, la asociación sectorial que apoya al taxista pide a las autoridades municipales que reconsideren la posibilidad de que los trabajadores puedan desempeñar su labor vistiendo pantalón corto en los meses de verano en los que aprieta más el calor.