Independentismo catalán

El Gobierno ofreció votar el referéndum en Cataluña en calles y plazas

| Madrid |

Valorar:

El exsecretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto ha revelado este lunes en el juicio del «procés» que el Gobierno planteó al Govern que el 1-O se pudiera votar «en plazas o lugares abiertos» donde no se vulnerara la orden judicial de impedirlo, pero «no hubo ni el más mínimo gesto de cesión».

En respuesta a las preguntas del fiscal del Tribunal Supremo Javier Zaragoza, Nieto ha explicado que así lo manifestaron «todos los miembros del Gobierno de España» a los representantes de la Generalitat en la Junta de Seguridad que se celebró el 28 de septiembre de 2017, en vísperas del 1-O.

Según el exsecretario de Estado, el Gobierno planteó que «si se trataba de evidenciar capacidad e movilización del independentismo», ello «no se iba a evitar», pero lo que no se podía aceptar es que se celebrara «un acto expresamente prohibido, suspendido por el Tribunal Constitucional y luego declarado ilegal».

En ese sentido, ha apuntado que se planteó que se «simulara» el referéndum «en plazas de municipios o lugares abiertos, donde no se fuera en contra del mandato judicial», pero, ha añadido Nieto, «no hubo ningún interés y hubo una convicción absoluta de sostener mantener el 1-O».

«No hubo el más mínimo gesto de cesión ni apertura a un diálogo real. Llegaron con una idea y se fueron con la misma idea y no hubo margen para ningún planteamiento», ha lamentado el exsecretario de Estado en su declaración como testigo.

Además, ha resaltado que si los Mossos d'Esquadra hubieran manifestado su voluntad clara y evidente de cumplir con el mandato judicial, el referéndum no se hubiese celebrado.

«Estoy convencido de que se habría desconvocado», ha manifestado Nieto en su testifical en el juicio del «procés».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.