Mateo ha realizado declaraciones a los medios a su llegada al Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid donde está citado como investigado por un delito de ofensas o ultraje a símbolos de España con publicidad y un delito de odio tras una denuncia de Alternativa Sindical de Policía. | Efe

63

El humorista Dani Mateo se ha negado a declarar ante el juez por sonarse la nariz con la bandera de España en una escena del programa «El Intermedio» de La Sexta.

Mateo apenas ha estado cinco minutos ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, que le había citado como investigado por un delito de ofensas o ultraje a símbolos de España o sus Comunidades efectuado con publicidad y un delito de odio tras una denuncia de la organización Alternativa Sindical de Policía.

El humorista, en declaraciones a los medios a su llegada a los juzgados, ha dicho que como ciudadano español le preocupa que se esté «llevando a un payaso ante la Justicia por hacer su trabajo».

Noticias relacionadas

Mateo ha señalado que durante todo este tiempo «se ha hablado mucho sobre los límites del humor» y «sobre si ofende o no» el «sketch» en el que, mientras leía el prospecto de un medicamento antigripal, estornudaba y se sonaba la nariz con la bandera de España.

«Pero estábamos en el terreno de las opiniones, ahora entramos en el terreno de la Justicia», ha explicado Mateo, para quien «lo más inteligente es callar y esperar a que la Justicia se pronuncie».

Ahora bien se ha mostrado «preocupado» por que un humorista acabe declarando ante un juez por realizar una escena de humor.

«Como ciudadano de este país estoy preocupado porque estamos llevando aun payaso ante la Justicia por hacer su trabajo y eso me preocupa por la imagen de mi país y mi bandera», ha precisado.