Previous Next
27

Barcelona ha vivido este sábado momentos de tensión con motivo de las marchas convocadas por diferentes grupos. Por un lado, la de la asociación de policías nacionales y guardias civiles convocada por la asociación Jusapol. Por el otro, la organizada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), los Comités de Defensa de la República (CDR) y la CUP.

Según cifras de la Guardia Urbana de Barcelona, unas 3.000 personas se han manifestado convocadas por el sindicato policial Jusapo. La Policía Local eleva así la cifra inicial, que había calculado 1.800 personas mientras aún duraba la marcha, antes de desembocar en la plaza Catalunya, donde han celebrado el acto final hasta aproximadamente las 14 horas. Según sus cálculos, ha habido 6.000 concentrados en la movilización simultánea convocada por la izquierda independentista en contra de un marcha de Jusapol, según cifras de la Guardia Urbana.

La marcha

Después de que la plaza de Sant Jaume amaneciera ocupada por los independentistas, como contraprogramación a la otra manifestación de signo contrario en el mismo lugar, varios grupos de independentistas la han abandonado y han accedido a la Via Laietana para llegar hasta la Jefatura Superior de Policía, donde tenía que comenzar una manifestación convocada por la asociación de policías nacionales y guardias civiles Jusapol.

Allí, los Mossos han cargado contra grupos de independentistas que pretendían llegar a la sede de la Jefatura Superior de Policía, después de que los soberanistas les lanzaran polvos de colores. Ha sido detenida una persona. Después, varios grupos han intentado llegar hasta la plaza Cataluña a través de las Ramblas, pero un cordón de los Mossos situado en la parte superior de esta arteria barcelonesa se lo ha impedido.

Noticias relacionadas

Un fuerte cordón policial impedía a los independentistas llegar hasta la Jefatura Superior de Polic ía de Barcelona, en la Via Laietana, donde al mediodía se ha iniciado una manifestación convocada por la asociación de policías y guardias civiles Jusapol, que tiene previsto homenajear a los agentes que participaron en la Operación Copérnico con motivo del referéndum del 1-0.

Nueve furgonetas de los Mossos impedían que ambas manifestaciones se encontraran, por lo que cientos de independentistas, que el viernes fueron convocados por Arran, la organización juvenil de la CUP, para lanzar pintura contra la fachada de la Jefatura y los manifestantes de Jusapol, finalmente han optado por lanzar los polvos de colores contra los agentes de la policía catalana, que han utilizado entonces sus porras para cargar contra los soberanistas.

Agentes y furgonetas han quedado completamente teñidos de polvos de colores, como los que se utilizan en las fiestas indias Holi, y que los manifestantes lanzaban a presión levantando una intensa polvareda multicolor en la zona.

Se han vivido entonces momentos de tensión entre los manifestantes y los Mossos, que han realizado diversas cargas contra los manifestantes y les han advertido por megafonía de que las cargas continuarían si no se disolvían.

Entre los lemas coreados por los independentistas frente al cordón policial se han escuchado los de «Menos mossos y más bomberos» o «1-O, ni olvido ni perdón». La barrera levantada por la policía catalana ha logrado evitar que ambas manifestaciones se encontraran.