Imagen del menú del restaurante Nova Font Blanca. | Redacción Digital

15

El restaurante la Nova Font Blanca de Lleida se ha situado en el centro de la polémica por el nombre de algunos de su platos como 'Guardia Civil andaluz a la brasa' o 'Manos de fiscales y jueces del Constitucional a baja temperatura'. El dueño del establecimiento, situado en la localidad catalana de Balaguer, ha presentado este miércoles una denuncia a los Mossos d'Esquadra después de recibir numerosas amenazas de muerte por parte de grupos de extrema derecha.

El gerente del restaurante se defiende en medio de la polémica afirmando que los nombres de los platos llevan en la carta «toda la vida», según declaraciones realizadas a El País, y recuerda que en España a las manitas de cerdo también se las llama 'manos de ministro'.

Noticias relacionadas

Los Mossos d’Esquadra están investigando las amenazas, que han llegado a través del teléfono, correos personales y la página web del restaurante.