Alrededor de 200 inmigrantes subsaharianos han logrado saltar la valla fronteriza que separa Ceuta de Marruecos en un día en el que se celebra la Pascua del Sacrificio. | José M. Rincón

3

Siete agentes de la Guardia Civil han resultado heridos este miércoles de diversa consideración durante el asalto de más de un centenar de inmigrantes a la valla del perímetro fronterizo que separa Ceuta de Marruecos.

El instituto armado ha destacado la gran violencia empleada por los inmigrantes en este nuevo asalto masivo, donde han llegado a emplear, además de cizallas, palos y objetos cortantes, cal viva, ácido de baterías y excrementos, que arrojaron a los agentes, como ya lo hicieron en el último asalto masivo de más 600 subsaharianos, el pasado 26 de julio.

De los siete agentes heridos, uno ha tenido que ser trasladado al Hospital Universitario de Ceuta, aunque su estado no reviste gravedad, según la Comandancia de la Guardia Civil.

Por su parte, la Cruz Roja ha trasladado a cinco de los 116 inmigrantes que han logrado entrar en Ceuta hasta el servicio de urgencias del hospital, para ser atendidos de cortes provocados por las concertinas del vallado fronterizo.

A su vez, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha trasladado su apoyo a las fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en especial a los siete guardias civiles heridos, de quien ha destacado su trabajo «ejemplar».

«Todo mi apoyo a las FCSE que están afrontando de forma ejemplar el desafío migratorio, especialmente a los agentes heridos hoy. El Gobierno trabaja por el diálogo y la cooperación con países de origen y tránsito y por una gestión común, eficiente y humanitaria de la migración», ha afirmado el jefe del Ejecutivo en un mensaje en su cuenta de Twitter.