Centenares de inmigrantes subsaharianos lograron este jueves acceder a la ciudad española de Ceuta tras un salto masivo a la valla fronteriza que separa la ciudad de Marruecos. | Reduan

Un total de once migrantes de origen subsahariano y de cuatro guardias civiles han sido trasladados este jueves al Hospital Universitario de Ceuta después de que un grupo de entre 400 y 600 personas haya saltado el perímetro fronterizo de la ciudad autónoma haciendo uso de una «violencia inusitada sin precedentes», según han denunciado fuentes policiales, que han elevado a doce el número de funcionarios de la Benemérita con heridas de diversa consideración.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, el salto se ha producido sobre las 7.00 horas en la zona fronteriza próxima a la Finca Berrocal, donde existe una mayor facilidad para llegar hasta el perímetro debido a áreas ciegas donde las cámaras no llegan a detectar a los inmigrantes.

Durante algo más de una hora, los agentes marroquíes y los guardias civiles han intentado contener el asalto, aunque finalmente unos 400 inmigrantes han logrado entrar en Ceuta.

Más de una decena de agentes de la Guardia Civil presentan heridas de diversa consideración y han sido trasladados al Hospital Universitario de Ceuta. Asimismo, cinco inmigrantes han resultado heridos, según las mismas fuentes, que han señalado la violencia con la que han actuado los subsaharianos.

Los subsaharianos que lograron acceder a Ceuta se dispersaron a la carrera y se dirigieron al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde ya se había desplazado efectivos de la Cruz Roja para atenderlos.

La Delegación del Gobierno dará a conocer la cifra oficial de inmigrantes que han entrado en la ciudad cuando sean identificados e internados en el CETI.

Hacía meses que no se producía una entrada masiva por el perímetro fronterizo y la principal vía de acceso a Ceuta desde Marruecos para los inmigrantes era la marítima.