Un cartel con un mensaje de apoyo frente a la cárcel de la localidad de Neumünster en la que el expresidente catalán Carles Puigdemont ha pasado su primera noche tras ser detenido este pasado domingo. | Efe

18

El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont transmitió a su esposa, Marcela Topor, después de ser detenido en Alemania que «ahora no tiene que haber violencia» en Cataluña.

Así lo ha explicado Topor a 'El Punt Avui' y ha detallado que la conversación se produjo telefónicamente antes del ingreso de Puigdemont en el centro penitenciario de Neumünster, al norte del país germánico.

Según explica, Puigdemont le pidió que trasladara esta reflexión a la ciudadanía porque sabía que se estaban organizando manifestaciones en Cataluña a raíz de su detención.

Noticias relacionadas