La ganadora de las pasadas elecciones autonómicas del 21-D en Cataluña también ha tenido palabras críticas para el PP. | Efe

9

La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha negado que el presidente de la Generalitat pueda ser alguien que «está huido de la justicia», así como tampoco alguien que esté en prisión, en referencia a los líderes de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, y de ERC, Oriol Junqueras, respectivamente.

En declaraciones a RAC1, Arrimadas ha sostenido que el presidente de la Generalitat tiene que ser una persona «que cumpla las leyes, que no tenga causas judiciales abiertas y que esté en Cataluña», por lo que ha zanjado que Puigdemont no puede serlo.

Lo ha dicho el mismo día que el presidente del Parlament, Roger Torrent, se ha desplazado a Bruselas para entrevistarse con Puigdemont, que es el candidato a la presidencia que ha aunado más apoyos entre los partidos con representación parlamentaria.

En este sentido, Arrimadas ha sostenido que decidió no intentar formar gobierno en Cataluña «porque sabe sumar» tras los contactos mantenidos con otras fuerzas, y ha arremetido contra los comunes por «no querer ni hablar» de permitir que la Mesa del Parlament estuviese presidida por un diputado de Cs.

Sobre el expresidente de la ANC y diputado electo de JxCat, Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha sostenido que están en prisión «no por manifestarse sino por intentar impedir la actuación del juez» en la concentración frente a a la Consellería de Economía el 20 de septiembre.

Arrimadas también ha negado que el exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y el resto de presos soberanistas estén en prisión «por hacer política» y ha dicho que lo están por «saltarse la ley».

Arrimadas ha opinado que el PP le ha pedido un escaño para formar grupo propio «por un tema de dinero», y ha enmarcado dentro de «las triquiñuelas de la vieja política» la cesión de escaños.

Se ha mostrado sorprendida de que haya habido diputados del PPC que acudiesen a la manifestación en Barcelona a favor de la equiparación salarial entre cuerpos policiales y, sobre la policía, ha considerado que es «peligroso en una democracia» haya «policías mías y policías tuyas».