Felipe González, durante la entrevista en la Cadena Ser. | Cadena Ser

21

El expresidente del Gobierno Felipe González ha considerado este martes una «broma» que los independentistas pretendan una investidura telemática en Cataluña alegando que en el Reglamento del Parlamento no se impide expresamente, porque, con ese mismo argumento, podría ser investido presidente un «elefante».

«Estamos en un bucle muy extraño discutiendo lo indiscutible», ha dicho González en una entrevista en la Ser, en la que ha recalcado que la posibilidad de una investidura telemática no existe en ningún ordenamiento jurídico del mundo.

Ha insistido en que es «imposible» la investidura desde Bruselas de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, porque se exige la presencia física del candidato y el debate presencial con los diputados.

«Eso no tiene discusión salvo que se crea que la ley no es respetable», ha sentenciado, tras lo que ha señalado que ve «supremacismo» en el soberanismo catalán y ha insistido en la necesidad de que los independentistas respeten la legalidad, porque «es la única manera de ejercer la democracia», y de que se recupere la institucionalidad.

El expresidente del Gobierno ha defendido la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, después de que se consolidara la «deslealtad constitucional», aunque en su opinión debería haberse aplicado ya cuando se convocó el referéndum del 9 de noviembre de 2014 por el entonces presidente catalán Artur Mas.

En su opinión, «todo país descentralizado necesita un mecanismo de exigencia de lealtad institucional para que la descentralización no se confunda con centrifugación del poder y cada uno haga lo que quiera».

Y, en este sentido, ha aprovechado para recalcar que la lealtad deber ser «recíproca» y, por tanto, no solo es exigible a los dirigentes de las autonomías, sino también al Gobierno central.