Para el Senado sería «un honor» escuchar a Puigdemont, pero el momento es el jueves

|

Valorar:
preload
Vista de la Sala Europa del Senado, donde este martes se constituirá la comisión del 155.

Vista de la Sala Europa del Senado, donde este martes se constituirá la comisión del 155.

23-10-2017 | Efe

El vicepresidente primero del Senado, Pedro Sanz, ha asegurado que para la institución sería «un honor» escuchar las alegaciones del presidente de al Generalitat, Carles Puigdemont, en contra de que se aplique en Cataluña el artículo 155 de la Constitución, pero ha dejado claro que el único momento previsto para ello es en la sesión de la Comisión convocada para el jueves a las cinco de la tarde, no en el Pleno del viernes.

Sanz ha hecho estas declaraciones ante la posibilidad de que Puigdemont se esté planteando acudir al Senado. La Comisión del 155 se constituirá este martes a la una de la tarde y creará una ponencia, un grupo más pequeño de senadores que trabaje a puerta cerrada.

Dará también un plazo a la Generalitat de Cataluña para que envíe por escrito las alegaciones que considere oportuno y para que designe a un representante que acuda a defenderlas, que podría ser el propio presidente Puigdemont. El plazo para enviar alegaciones por escrito terminará el jueves a mediodía, que es cuando se volverá a reunir la ponencia para empezar a redactar un dictamen.

Y este dictamen será de nuevo debatido en la comisión convocada para ese jueves a las 17 horas. En ese momento, si lo considera oportuno, podrá comparecer Puigdemont o alguien en su nombre para defender las alegaciones o lo que estime oportuno. «Estaríamos encantados», ha dicho Pedro Sanz, que ha descartado igualmente que esa comparecencia tenga lugar el miércoles.

«Tiene que ser en esa Comisión», ha insistido. «El Senado está haciendo las cosas de manera pausada, con generosidad, respetando a todos, pero no puede someterse a los horarios que impongan otros», ha añadido ante las preguntas de los periodistas para intentar encajar horarios, ya que se anuncia un Pleno del Parlament también para el jueves y también sobre el 155.

El vicepresidente primero ha querido insistir en que también la Cámara Alta mantiene «la mejor disposición» para que el dirigente catalán acuda a presentar sus argumentos, lo que sería recibido «con gran satisfacción y como un honor».

Pero al mismo tiempo ha insistido en que la tramitación ya está decidido y que el propio presidente del Senado, Pío García-Escudero, le ha comunicado los horarios al portavoz del PDeCAT en el Senado, Josep Lluis Cleries.

La presencia de Puigdemont en el Senado sería novedosa. El presidente catalán no acudió a la reunión en el Senado de la Conferencia de Presidentes en enero, pero pidió después una sala para ofrecer una conferencia en la que defender la convocatoria de un referéndum de independencia.

El Senado rechazó la solicitud, pero a cambio le propuso organizar una sesión de la citada Comisión General para que se explicase y pudiera además debatir con el resto de presidentes autonómicos y con el Gobierno. Puigdemont dijo que no.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.