80

Una de las últimas intervenciones del major de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha sido muy comentada en las últimas horas al producirse una pequeña polémica con algunos periodistas, que abandonaron la sala de prensa, molestos con el jefe de la policía catalana porque éste contestó en catalán a preguntas que le hacían en ese idioma.

Ante el cierto revuelo, Trapero argumentó que contestaría en la lengua que le realizaran la pregunta: en castellano o en catalán indistintamente. No contentos con ello, varios informadores decidieron salir, uno en concreto con gestos y aspavientos, provenía de un medio digital con sede en Madrid. El autor de la cuestión de la discordia, según informa el Huffington Post, es un periodista del diario holandés NRC.

En este contexto, el major de los mossos lo despidió con un: «bueno, pues molt bé, pues adiós», una frase que mezcla las dos lenguas oficiales en Cataluña, y que generó enseguida un gran número de reacciones de los usuarios en las redes sociales.