La policía judicial busca pistas en La Rambla. | SERGIO PEREZ

14

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha explicado que la hipótesis de que el marroquí de 17 años Moussa Oukabir fuera el conductor de la furgoneta que asesinó a 13 personas en el atentado de La Rambla de Barcelona «pierde peso» según pasan las horas.

«Es una posibilidad, pero en este momento, a diferencia de hace cuatro horas, tiene menos peso», ha afirmado Trapero en declaraciones a TV3 en la noche del viernes, y ha cuestionado que el joven se desplazase de Barcelona a Cambrils este pasado jueves.

En una entrevista junto al conseller de Interior, Joaquim Forn, Trapero ha destacado que, pese a que han confirmado que Moussa Oukabir murió abatido en Cambrils, no existen «elementos suficientes» para asegurar que fuera él quien conducía la furgoneta que arrolló a centenares de personas en La Rambla.

Además, según el mayor de los Mossos, se investiga si en la explosión de Alcanar (Tarragona) del pasado miércoles fallecieron dos personas que tienen identificadas en relación a los atentados de La Rambla de Barcelona y de Cambrils. También que se busca a una tercera persona identificada y huida.

Noticias relacionadas

Los Mossos d'Esquadra creen que la célula terrorista que cometió los atentados de la Rambla de Barcelona y de Cambrils estaría formada por doce terroristas, de los cuáles sólo tres, que están identificados, siguen en búsqueda.

Añadió que la policía tiene «bastante perfilado» el grupo que habría participado en los atentados y que, de sus doce miembros, cuatro han sido detenidos, cinco fueron abatidos en Cambrils y tres siguen en búsqueda, aunque dos de ellos podrían ser las víctimas de la explosión en una vivienda de Alcanar (Tarragona) en la que se preparaban explosivos y bombonas de butano para cometer atentados.

También ha desvinculado por el momento el coche que el jueves por la tarde huyó de un control policial a la salida de Barcelona por la Diagonal, en cuyo interior se halló posteriormente una persona muerta con herida de arma blanca, de los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils.

Ha explicado igualmente que en la casa de Alcanar que se produjo una violenta explosión no solo han sido descubiertas bombonas de butano, sino también otro material explosivo utilizado habitualmente por terroristas de Estado Islámico.

Tanto Trapero como el conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, se han mostrado contrarios durante la entrevista a que este sábado el Gobierno eleve de 4 a 5 el nivel de la amenaza terrorista.